Posted by comunicacion on December 28, 2017

El informe que presentó el Centro de Operaciones de Emergencia COE, sobre los accidentes e intoxicaciones alcohólicas en los días de noche buena y navidad, nos compromete cada vez más a redoblar los esfuerzos por concientizar a la ciudadanía para que no se repitan estos hechos.

En este informe se destaca que menores de edad se intoxicaron con alcohol incluyendo un niño de apenas un año, esto es alarmante por las repercusiones que tendrá en un futuro en su organismo, esto nos dice el descuido y negligencia de parte de los adultos que dejan recipientes con un poco de alcohol al alcance de los menores.

Durante estas festividades se pone de manifiesto la pérdida de control en muchos ciudadanos que abandonan sus tratamientos con el propósito expreso de comer en exceso y tomar bebidas alcohólicas, entre estos se encuentran diabéticos, hipertensos, obesos, embarazadas, lactantes, entre otros.

La presión social que ejerce la publicidad sobre la población en esta fecha de navidad y año nuevo, es evidente, cuando se pone en juego la propia salud, que tanto recurso cuesta preservarla.

Se requiere de una disciplina férrea de auto control para no violentar los límites que durante 12 meses han podido mantener, es en esta época del año donde se ´presentan crisis de Abstinencia de los pacientes con problemas de adicción tiende a recaer por la presión que ejercen los medios de comunicación, con su publicidad tan agresiva y fuerade regulación.

Las conductas adictivas, como las compras compulsivas, jugadores compulsivos, comedores compulsivos no aparecen en el listado del COE, si están en el sufrimiento de las familias que tienen en su seno un paciente que sufre de la enfermedad de la Adicción, estas son la Patologías de la Modernidad.

Al acercarse un nuevo año, estamos esperanzados de que las cifras ofrecidas por las autoridades no se repitan como en el fin de semana pasado, por eso a padres y madres ser más vigilantes con sus hijos, a los centros de expendio de bebidas alcohólicas, asumir su compromiso social de no vender alcohol a menores de edad, a los adultos si van a conducir evite la ingesta de alcohol.

Esperamos que el próximo martes 2 de enero el informe del COE sea más optimista que el del 24 y 25 de diciembre recién pasado. Y nuestro mayor esfuerzo es que el país pueda contar con una ley que regule el expendio de bebidas alcohólicas y la publicidad.